SIMPLE TV

No voy a tener espacio aquí para decir todo lo que me gustaría de muchas cosas. De la televisión en general, para no extenderme, diré que es una mierda. Lo mejor que podrían hacer las cadenas generalistas patrias es despedir a todos sus programadores. Sin cable o parabólica, mejor te compras un libro…

Pero de lo que aquí se debería hablar en profundidad es de animación para adultos. Dos cosas para empezar. Primero: eso no se produce en México y creo que ni en España. De la otra, la infantil, mejor no hablamos. Segundo, el concepto para adultos apenas se puede aplicar en nuestro país, ni a la animación ni a ninguna otra cosa, salvo quizá en cadenas locales a altas horas de la madrugada. Por otro lado, la animación para adultos que se hace en otros países (principalmente los EE UU) queda reducida en nuestra tele a Los Simpsons.

Delimitemos. Animación para adultos, esa expresión: categoría que se supone engloba humor adulto, el tipo de chistes que un padre pensaría que no son apropiados para su hijo, y humor que escapa al entendimiento infantil por su contenido más propio de una persona con una cierta experiencia, bagaje cultural e interés sociopolítico, además de violencia gráfica, lenguaje agresivo, tíos y tías en bolas, zoofilia, racismo, sectas religiosas, porno y ese tipo de cosas. La corrección, la no violencia y el humor blanco no asoman las orejas. Matt Groening y Los Simpson abrieron el camino en la Fox el 14 de enero de 1990 en horario de máxima audiencia, Beavis & Butthead introdujeron altas cotas de incorrección política y mal gusto (todavía recuerdo a mi madre quejándose de que mi hermana y yo les viéramos recitando sus diálogos he he he) y con South Park se produjo el fenómeno. Ren & Stimpy se merecen comer aparte.

A lo largo de estos años muchas cadenas estadounidenses han intentado colocar su propia serie de animación en horario de máxima audiencia. Además de los ya citados, series como The Critic, Duckman o The King on the Hill se han paseado por el primetime de los EE UU sin que aquí apenas nos hayamos enterado.

Y seguiremos sin hacerlo a pesar de que ahora parece que hay más animación para adultos que nunca en las cadenas de televisión americanas y que hay gente que se ha pasado toda su vida pudiendo ver Los Simpsons cada día.
Ahora por FX podemos ver Free for all y una serie nueva pero divertida es Bob the Devil and God. Lamentablemente la televisión abierta apesta y si tu aun usas antena aerea para ver tv, pues lo siento, te pierdes de mucho.

5 comments:

Anonymous said...

Here are some links that I believe will be interested

Anonymous said...

Great site lots of usefull infomation here.
»

Anonymous said...

I say briefly: Best! Useful information. Good job guys.
»

la solo ve dvd said...

y si ni a cable llego q de plano apesto? o que?.

@lex said...

pues la verdad??