SALON DE LA FAMA


Bender Bending Rodriguez

Fue fabricado en Tijuana, en el año 2997, es deshonesto, bebedor, ratero y perezoso. Bender trabajaba como doblador de vigas, pero renunció cuando se enteró que éstas se utilizaban para fabricar cabinas de suicidio, por lo que además quiso destruirse en una debido al hecho, cuando espera su turno conoce a Fry, a quien le sorprende encontrarse con un auténtico robot. Después de que Fry convenciera a Bender de no morir le pide que sean amigos, Bender le responde sorprendido si de verdad quiere tenerlo de amigo y Fry asiente. Más tarde se encuentran con Leela quien persigue a Fry para insertarle su chip de carrera, Bender le ayuda a escapar hasta que quedan encerrados en el salón de un museo de cabezas; Fry insiste en que Bender doble los barrotes, pero se niega explicando que sólo dobla para fines constructivos, en ese momento voltea recibiendo una descarga eléctrica que le hace cambiar de idea, al final decide que vivirá para hacer lo que sea, cuando quiera y a quien sea.

Frases de Bender:

"¡Qué horrible pesadilla! ¡Unos y ceros por todas partes! Hasta me pareció ver un 2."

"¡¡Leela, sálvame!!... ¡Bueno, y a ti también!... ¡Y a mi banjo!... bueno, y a él también..."

"¿Sabes cómo me levanto el ánimo? ¡¡Riéndome de las desgracias ajenas jajaja...!!"

"¿Han probado alguna vez apagar la tele, sentarse con sus hijos y darles una paliza?"

"No puedo seguir atropellando gente, todavía no soy lo suficientemente famoso para que me lo perdonen."

1 comment:

Mono said...

te falto:
"todos tienen la culpa menos yo"